viernes, 11 de noviembre de 2016

Adiós a Francisco Nieva


Hoy ha fallecido en Madrid Francisco Nieva, dramaturgo, escenógrafo, director de escena (de ópera, zarzuela y ballet), narrador, ensayista y dibujante.

Ya desde muy niño mostró su talento escribiendo relatos y breves piezas dramáticas. Durante la posguerra estudió pintura en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando (Madrid).
Entrer 1948 y 1963 vivió en París, trabajando como pintor y dibujante. Tras un año en Venecia, vuelve a nuestro país en 1964 y trabaja como escenógrafo. En 1971 comiena a trabajar como dramaturgo, y se da a conocer en 1976 con El combate de Opalos y Tasia y La carroza de plomo candente, que dirige José Luis Alonso en el Fígaro, en programa doble, y suponen un revulsivo en la escena española de la transición. En la década que va desde entonces a finales de los ochenta, Nieva estrena el grueso de su obra, que llevaba escribiendo desde 20 años atrás.

Su teatro, que definió como “vida alucinada, jubiloso furor sin tregua”, nace con voluntad transgresora y alegórica, con el choque de la religión y el sexo como uno de sus ejes, y se caracteriza por un lenguaje muy rico, repleto de imágenes sorprendentes, en el que combina con gran brillantez las improntas del barroco, el romanticismo y la vanguardia, tamizadas por un humor grotesco y esperpéntico. Valle-Inclán, por supuesto, está a la cabeza de su estilo, pero también el castellano arnichesco. Las influencias se multiplican: dramaturgos tan dispares como Brecht, Artaud, Genet y Ghelderode, junto a ensayistas como Bataille o pintores como Solana.

Entre su faceta narrativa y memorialística hay que destacar las novelas El viaje a Pantaélica (1994), La llama vestida de negro (1995), Granada de las mil noches (1995), Oceánida (1996) y Carne de murciélago (1998), así como su autobiografía Las cosas como fueron, que aparece en 2002.
En 1990 ingresó en la Real Academia Española, ocupando el sillón J.

Cuenta en su haber con numerosos premios, como el Premio Nacional de Teatro (1980 y 1992), Premio Príncipe de Asturias de las Letras (1992) o más recientemente, el premio Valle-Inclán (2011) por la escritura y dirección de Tórtolas, crepúsculo y… telón.

Fuente: diario El País, 11-nov-2016.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios nos hacen crecer.